El “ciclo de pruebas dentro de un laboratorio”

Los laboratorios clínicos son una parte medular en muchas, sino que en todos los diagnósticos médicos.

La función de los laboratoristas es una “especialidad médica” en la que casi todos los médicos en ejercicio dependen todos los días, para la cual la capacitación en muchas facultades de medicina se limita a no más que unas pocas charlas dispersas en todo el plan de estudios como “medicina de laboratorio”.

La comprensión de los principios para seleccionar y ordenar las pruebas de laboratorio más racionales en un paciente específico se intensifica en la actualidad en cuanto a la atención administrada, necesidad médica y medicina orientada a resultados.

Los días de un “enfoque de percepción” para ordenar pruebas de laboratorio han sido, necesariamente, reemplazados por un enfoque “dirigido” basado en una comprensión del rendimiento diagnóstico de la prueba y las principales razones “legítimas” para ordenar una prueba de laboratorio.

[Si te interesa este tema sigue el enlace a Olab ]

Tal comprensión es crítica para las buenas prácticas de laboratorio y los resultados del paciente.

Y como en todo proceso dentro de un gran engranaje como es la detención, atención y diagnóstico de una enfermedad, todo esto lleva un ciclo de pruebas de laboratorio y su importancia en la toma de decisiones diagnósticas.

El “ciclo de prueba de laboratorio” consiste en todos los pasos entre el momento en que un clínico piensa y ordena una prueba de laboratorio y el momento en que se obtiene la muestra apropiada para el paciente.

Por ejemplo: una muestra de sangre tomada de una vena antecubital y los resultados de la prueba se devuelven al médico a menudo llamado el tiempo de respuesta “vena al cerebro” de los resultados de la prueba.

En sí este es un ciclo que consta de 3 fases: preanalítica, analítica y posanalítica.

Y como en toda prueba, esta sujeta a errores. Las causas comunes de errores preanalíticos incluyen una variedad de factores, algunos de los cuales pueden ser:

  • Biológico: años, sexo, raza (negros vs. caucásicos)
  • Comportamiento: dieta, obesidad, si fuma, consumo de alcohol, ingesta de cafeína, ejercicio, estrés
  • Clínicas: enfermedades (hipotiroidismo, diabetes mellitus insulinodependiente, síndrome nefrótico / insuficiencia renal crónica, obstrucción del tracto biliar, infarto agudo del miocardio), terapia de drogas, el embarazo, recogida y manejo de muestras, muestra obtenida del paciente equivocado, mezcla de muestras, no ayuno vs ayuno, anticoagulante, uso de un torniquete, almacenamiento de muestras

Los errores analíticos son de 2 tipos: aleatorios o sistemáticos y los errores sistemáticos se pueden subdividir aún más en errores constantes o proporcionales.

Información: YouTube, Olab y Salud.gob 

Los errores aleatorios pueden ser causados por variaciones de temporización, temperatura o pipeteado que ocurren aleatoriamente durante el proceso de medición y son independientes del operador que realiza la medición.

El error sistemático es causado frecuentemente por un cambio dependiente del tiempo en la calibración del instrumento que causa que la curva de calibración cambie su posición y altere la exactitud y/o precisión (reproducibilidad) de los resultados cuantitativos obtenidos usando esta curva.

Los errores posanalíticos incluyen errores tales como errores de transcripción, por ejemplo, un resultado preciso y confiable informado sobre el paciente incorrecto, el uso del valor incorrecto y/o con las unidades incorrectas (por ejemplo Mg/L en lugar de mg/día).

Como vemos, el trabajo de un laboratorista y en sí de un laboratorio, tiene una repercusión importante dentro del proceso de diagnóstico, de ahí la importancia de contar con laboratorios clínicos confiables tanto para un médico como, por supuesto, para y el paciente.

Pan de plátano

Una de las frutas que puedes encontrar todo el año en México es sin duda el plátano.

Una noble fruta que no solo es deliciosa y nutritiva que se puede comer a todas horas sino que también tiene un lugar especial en la repostería.

Vídeo: YouTube 

Es una fruta que puede ser parte de un postre y es un excelente compañero como por ejemplo en un cocktel de frutas, junto a unos hotcakes o puede ser la estrella del postre.

Por ejemplo el pan de plátano es un clásico en los hogares.

 

He estado haciendo esta receta durante años… ¡Aprendí a prepararla hace unos 10 años y me encanta el sabor! Me gusta variar la receta con manzanas, calabacín, zanahorias y sabe muy bien.

A mi familia le encanta comer éste pan con Nutella encima… mmm si no sabes qué es Nutella te estás perdiendo un sabor único.

Es chocolate con avellanas y es simplemente delicioso… solo que por favor no leas el contenido nutricional… simplemente déjate consentir de vez en cuando.

Dice mi marido… no todo lo deliciosos es nutritivo y vale la pena de vez en cuando darnos un toque de “ligereza”… la vida se trata de placeres, de lo contrario, ¡simplemente no podemos disfrutarla!

A mi hija mayor no le gusta ningún tipo o forma de nuez (creo que es la textura en su boca lo que no le atrae) así que realmente no uso nueces con esta receta si quiero que se la coma.

Si tengo ganas de consentirla, agrego algunos bocados de chocolate amargo o semi dulce en la parte superior antes de colocarlos en el horno. ¡Ella los ama!

Toma una taza de té, café o chocolate caliente con esta receta… genial para el desayuno, merienda o como postre.

Ingredientes:

2 ⅓ tazas de harina tamizada, sin blanquear

2 ½ cucharaditas de polvo de hornear

½ cucharadita de bicarbonato de sodio

½ cucharadita de sal

½ cucharadita de canela

2 plátanos maduros triturados

½ suero de leche

1 barra de mantequilla o margarina

1 ¼ tazas de azúcar

2 huevos

1 ¼ cucharadita de vainilla

¼  taza de pacanas, nueces o granola (opcional, mi hija mayor odia las nueces, así que no las pongo)

Direcciones:

Precalentar el horno a 180°C

En un recipiente aparte, tamiza la harina, el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio, la sal y la canela. Dejar de lado

En un tazón pequeño, combine los plátanos con el suero de leche. Si no tiene suero de leche, puedes simplemente usar la misma cantidad de leche regular y agregar una cucharadita de vinagre blanco para obtener el mismo efecto.

En un tazón grande, bate la mantequilla hasta que quede cremosa, luego agrega el azúcar y cuando todos estén incorporados, agrega la vainilla y los huevos (uno a la vez).

Batir hasta que todo esté suave y esponjoso (alrededor de 3-4 minutos)

FUENTE: KiwiLimón y El Universal 

Agrega la mezcla de harina alternando con la mezcla de leche y plátano, batiendo bien después de cada adición.

Agregue nueces o granola.

Extienda la mezcla en un refractario para hornear que se haya engrasado previamente y hornea durante 30-40 minutos o hasta que insertes un palillo y salga limpio.

Deja que se enfríe y luego retíralo del molde para hornear.

Espolvorear azúcar glass y a disfrutar.

Sigue deliciosas recetas en KiwiLimón 

 

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://eambiental.com.mx/2018/09
Twitter