Los tipos de habilidades sociales y la importancia de su desarrollo desde casa y en la escuela

Para ayudar a identificar las áreas en las que un niño puede necesitar ayuda, se han detectado 4 habilidades sociales bajo las siguientes categorías:

  • Habilidades de Supervivencia: escuchar, seguir instrucciones, ignorar las distracciones, usar una conversación agradable
  • Habilidades interpersonales: compartir, pedir permiso, participar en una actividad, tomar turnos
  • Habilidades para resolver problemas: ayudar a los demás, disculparse, decidir qué hacer, aceptar las consecuencias
  • Habilidades de resolución de conflictos: lidiar con las burlas, quedarse afuera, perder

Si bien, todas estas habilidades se comienzan a desarrollar desde temprana edad y desde casa, varias de ellas son las que lidiamos y continuamos con un trabajo arduo dentro de las aulas de clase y en sí en general como padres, educadores y sociedad.

El colegio es un lugar donde los niños pasan una muy buena parte de su tiempo durante muchos años y en donde las relaciones sociales se dan al por mayor, por ello es importante contar con un buen apoyo escolar además de lo que se realice en casa como padre.

  1. a) Trabajar con la escuela

El consejero de la escuela, el psicólogo o el tutor de clase puede organizar sesiones grupales para ayudar a los niños a lidiar con la presión de los compañeros y otros desafíos sociales.

Cuando mi hijo tuvo problemas para hacer amigos en su clase de segundo grado, nosotros como padres, al igual que su profesor titular, pudimos obtener algunas sugerencias excelentes de la psicóloga.

Muchas veces la capacidad de un niño para mezclarse con sus compañeros va más allá de un aula con pupitres y una clase… y eso es lo que hay que investigar el trasfondo.

  1. b) Inscribir a los niños en actividades que requieren trabajo en equipo

Cualquier tipo de actividad de equipo donde los niños necesiten trabajar en cooperación con otros es una excelente forma de desarrollar habilidades sociales.

Los deportes de equipo son ideales para esto.

  1. c) Reconocer el esfuerzo

Todos hemos estado en situaciones en las que es difícil compartir o tener buenos modales frente a la rudeza.

Practicar habilidades sociales ciertamente no es fácil, por lo que es importante reconocer los esfuerzos de un niño cuando lo veas. ¡Un pequeño elogio hace mucho en el espíritu del niño o adolescente!

  1. d) La tecnología y los niños

Internet es una herramienta que bien o mal ya se encuentra en la vida de los niños y esto es más acentuado después de la escuela secundaria.

Es importante prepararlos para una buena ciudadanía digital.

Y dentro de este ámbito también hay que mostrar los mismos buenos modales en línea que cuando se habla con alguien en persona.

Esto me da pauta para enfatizar el siguiente punto:

  1. e) Aprender a mantenerse seguro y evitar extraños en línea

Aprender a tener cuidado con lo que se comparte porque las palabras e imágenes incautadas duran años en Internet y pueden propagarse de forma incontrolable y ser vistas por personas para las que nunca fueron concebidas.

Aprender a informar el mal comportamiento y la mezquindad en Internet cuando se vea ayudará a minimizar el daño.

El comportamiento no denunciado de intimidación puede tener enormes consecuencias, incluso llegando a motivar que los niños se quiten la vida.

Los niños con buenas habilidades sociales son seguros y están formados en cualquier entorno, lo que lleva a una actitud positiva, con menos ansiedad en situaciones nuevas y tienen la capacidad de hacer amigos fácilmente.

Sin duda vale la pena dedicar el tiempo y la atención para equipar a nuestros niños, sean nuestros hijos o nuestros alumnos con sólidas bases en sus habilidades sociales .

Vídeo: YouTube 

Información: Mobiliario y El Universo 

Si te interesa este tema entra a Mobiliario 

RSS
Follow by Email
Facebook
Google+
http://eambiental.com.mx/2018/10
Twitter