Todo tu tiempo es tiempo de bebé

¡Felicidades! El horario de tu bebé es ahora tu horario. Los recién nacidos duermen hasta 18 horas al día. Se divide en pequeños trozos y entre esos lapsos hay alimentación, cambios y un montón de contención y arrullos en marcha.

Afortunadamente después de las primeras semanas agitadas, los bebés toman siestas más largas en momentos predecibles.

Te convertirás en una profesional en la gestión de tu tiempo y aprenderás a descansar durante estas semanas intensas.

Entra a Soy Towi

Resultado de imagen para cuidados de los bebés

A estas alturas, ya deberás contar con todos lo implementos básicos necesarios ideales para tu bebé como lo son su ropa, equipo de limpieza (jabón y crema para bebé) y lo necesario para el cambio de pañales.

Cuando nace tu hijo, de forma inmediata te unes a un club mundial y se llama paternidad.

De repente tienes muchos amigos. Los extraños te sonríen. Tu jefe quiere saber cómo fue la visita al médico del bebé. ¡Disfruta de la buena compañía!

Y aún cuando eres parte de este enorme club, desarrollarás un estilo de crianza único que será adecuado para tu familia.

Y lo que es un hecho es que habrá cambios en tu relación…

Hay una persona más con quien interactuar, y eso significa menos tiempo para “nosotros”.

La relación dinámica es diferente y pueden estar tan ocupados que se olvidarán de hablar. Si uno de ustedes proporciona la mayor parte del cuidado del bebé, el otro puede sentirse menospreciado.

Aquí, en la medida de lo posible, procuren compartir y repartirse tareas. Y dediquen un tiempo solo para ustedes dos. Realicen una cita y compartan lo que está sucediendo en sus vidas.

Ahora bien, ya habrás notado que entraste a un nuevo horario nocturno.

Tu nuevo bebé rara vez significa una buena noche de sueño. Eso no debería durar mucho, pero hasta que tu hijo duerma toda la noche, puedes turnarte con tu pareja para levantarse.

Durante el día, no intentes ponerte al día con las tareas del bebé o de tu hogar mientras el bebé duerme. Lo más sano para ti es recostarte y descansar.

Una mamá cansada tarde que temprano colapsará y la casa seguirá en pie… así que date el tiempo, lo demás puede esperar.

Y bueno, esto dependerá el cómo lo veas pero ante la llegada de un bebé tendrás toneladas de visitantes.

Por supuesto, la familia y los amigos querrán ver al nuevo bebé.

Asegúrate de que los invitados no estén enfermos y haz que todos se laven las manos antes de sostener al pequeño.

Y mira, aún cuando suenes como una mamá exagerada… evita que besen a tu bebé, principalmente en su rostro.

Los adultos y los mismos niños más grandes solemos tener microbios de los cuales la delicada fortaleza de tu bebé aún no tiene las defensas suficientes para repelerlas.

¿Te sientes abrumada o cansada? Está bien decirles que los esperas en otro momento. La mayoría de la gente lo entenderá.

Pero si necesitas ayuda… no dudes en pedirla.

Los bebés son una alegría, pero también requieren una gran cantidad de atención. No trates de hacerlo sola. Tanto tu como tu pareja deben tener tiempo cada día solo para uno mismo mientras el otro cuida al bebé.

Mira tu programa de televisión favorito, lee un libro, sal a caminar, toma un baño.

Y si eres padre o madre soltero, pídele a un amigo o familiar que te ayude. El tiempo de descanso te permite recargar energías y con tu bebé requieres de mucha.

REFERENCIAS: YouTube || Soy Towi || BBMundo